Como una flema en la garanta de alguien

como una astilla en un dedo

como una quemadura

lastimas

dueles

Te siento

Siento

la alegría que escondes dentro.

Como un gran apretón de manos

Como una mordida

Puedo verme en tus ojos

Puedo verte como nadie

Como cuando te raspabas las rodillas

cuando te cuesta respirar

Como el final del libro que nunca te agradó

No serán eternas las tristezas

No moriremos para siempre

Así, cantando

ante terribles lagos de lágrimas

¡traguémonos el dolor!

Escupe una gran sonrisa

Como los segundos antes de que tu nariz empiece a sangrar

Como la comida que regresa por tu garganta

antes de vomitar.

Daniela Morales, Procesos educativos. BUAP