Consúmeme cual cigarrillo a plena luz del día
Consúmeme sin importar lo que otros digan
Consúmeme, acábame, soy tuya
Consúmeme, te lo pido, devórame a sangre fría.

Consúmeme antes de que el fuego se apague
Consúmeme antes de que el humo se acabe
Consúmeme, hasta mi última ceniza será de tu amarre
Consúmeme, a ti siempre perteneceré en carne.

Consúmeme en el invierno con el frío de la nieve
Consúmeme en el hielo, sólo tu puedes descogelarme
Consúmeme entre hombres, para pertenecerte no hay rivales
Consúmeme en mi último respiro, sólo tú puedes resucitarme.

 

Vanessa Meneses

Ilustración por Shirley Olvera De la luz

 

Escritos del alma