Directamente desde Colombia, Diego Despreciado nos envía un pequeño tesoro para todos los amantes de la minificción.

 

   Entre los habitantes del Nuevo Mundo corrió la voz de que estaban llegando barcos cargados de hombres armados buscando tesoros, razón por la cual decidieron recibirlos con oro. Esto con el fin de que no se llevaran el maíz.

 

Texto: Diego Despreciado (Colombia).

Imagen: Guardianes de Luis Tamani (Perú).