Desde Buenos Aires, Argentina la escritora y periodista Silvia Mabel Vázquez nos comparte un breve poema, un breve instante acerca de la vida.

 

¿Qué le sucede al tiempo que camina tan rápido?

Las horas vuelan, como pájaros vivaces y ruidosos.

¿Qué pasa con el tiempo que se mete de repente

en cada hueso, en cada órgano, en cada lágrima que cae

y resbala por el cuerpo?

¿Qué le sucede el tiempo que mece horas, al mismo ritmo

que la tormenta y el rayo?

Pasa veloz, no para, desciende hasta un abismo

de recuerdos y penas de repente sube, como un tirabuzón

que penetró hasta el fondo del pozo de la vida.

Tiempo, horas, lágrimas, recuerdos;

Rostros, penas, herrumbres, candados;

Cerrojos y postigos, castigos y perdones.

¿Qué le sucede al tiempo que no pide permiso

para correr a nuestro lado?

Abrir y cerrar de ojos, luces que asoman

por ventanas abiertas, lluvias que cesan y soles

que salen cálidos.

 

Vida, que pasa tan rápido

Pero pasa. Pasa porque es vida.

Vivirla es urgente, es preciso y necesario.

La vida pasa, vivirla, solo eso.

 

Si quieres conocer más de su trabajo puedes visitarla en:

lasmusasdespiertas.blogspot.com

www.silviavazquez.com.ar