Todos hemos pasado por algo así, un encuentro con las ciencias exactas, con cierto profesor, y hoy Sebastián Parra nos envía un poema desde Guanajuato para recordar esas experiencias.

 

Look’d up in perfect silence at the stars.”
-Walt Whitman

 

Conocí un docto matemático.

Me enseñó fórmulas y ecuaciones,

para él eran como dulces canciones.

Para mí, solo un simple lunático…

 

Con sus números era un dramático.

Mi tiempo era lento en esas lecciones,

mientras lo alababan por sus fracciones.

Así que escapé como un maniático.

 

Huí, hasta encontrar un punto muy ciego.

Ahora yo era el lunático. Pero…

¿Sabes? Hallé cierta dicha en la yerba.

 

Ese césped me brindó gran sosiego.

Me recosté, admirando el Héspero,

encantado entre mis Hojas de hierba…