¿Y ustedes a qué le tienen miedo? Esta noche Chabela Iannicelli Celestrin nos comparte un poema al respecto.

El miedo puede invadir y aniquilarte contra la pared
Te despeina y te hace mil nudos en el pelo
Te nubla la vista y te vuelve pequeña
El miedo paraliza tu verbo y lo hace tembloroso 
La mañana en la que llegó el miedo, se instaló una noche sin estrellas
Maldito miedo que entró sin llaves, sin limpiar sus pies en el portón de madera; ¿saben? no pidió permiso
Desubicado miedo que llegó de prisa
   A esa mujer el miedo la aniquiló
      Llegó en marzo 20 y conquistó mil corazones
   Miedo superfluo, potente sos, eres, seréis
   Miedo intercortado por la esperanza 
   Salí de acá, de allá, de acullá 
      Di un portazo 
        Rompí una copa 
        Apreté mis dientes 
          Grité hasta el cielo
            Bailé con el crujir de mí esqueleto
        Salió de aquí 
        Buscó la llave, abrió la puerta, se despidió sin mirarme
      Me dejó un susurro 
       Me dijo chao
        Dio un golpe, o mejor un portazo