Los ojos son la mirada hacia el alma, y comenzamos la semana con un poema que nos comparte Elodia Marrón de Puebla.

Mirada profunda y herida,
mirada que no se desvía,
destellos de misterio
anzuelos de pasión.
Mirada fría y apacible,
cruel y enternecida,
oculta sombra indefinida.
Nocturna y helada noche en tu mirada va teñida.

Mirada de consuelo y odio.
Laberinto de misterio
de enredosos secretos,
quieta y callada mirada.
Mirada sorda y sedienta,
estrellas roba al mirar.
Descubrir de mí quiere
todo aquello que intento
sin una sola palabra, decir.

Ojos desinteresados y fríos
quietud del corazón mío.
Mirada, firme barrera
misterio nocturno
sombra abrasadora
resplandor de luna.
Mirada que se prende,
adueñar de todo puede
mirada de luna y sombra.

Ojos de misteriosa noche,
atrapan, sueltan, destruyen
regresan, atrapan, huyen
mirada mía y sólo mía
¿Qué ocultas cuando miras?
Silenciosa mirada desciende
misteriosa, callada se pierde
mirada que no me mira mirada que pronto olvida.

Acerca de la autora

Elodia Marrón nació el 20 de noviembre de 1998, es originaria del estado de Puebla. Actualmente es estudiante en la Facultad de Filosofía y Letras de la BUAP. Puedes seguirla en twitter e instagram.