El año pasado trajo una situación bastante complicada a nivel mundial, el día de hoy Jair Guzmán Auza nos comparte desde Querétaro un emotivo poema.


Que se nos ha prohibido el afecto.
Que justo ahora valoramos
Lo que significa una caricia
Un abrazo
Un beso.
Que justo ahora buscamos una voz
Diciéndonos constante cuídate,
Te amo,
Te quiero.

Que se nos ha prohibido la libertad.
Que en estos momentos el recuerdo
Se ha vuelto nuestro álbum,
Donde nos presenta en imágenes
de aquel lugar,
De aquella persona,
Que en ese instante pudimos disfrutar.

Que entonces nuestro hogar
No es del todo un bienestar;
De modo que nuestra casa
Es una guarida y nada más.
Que entonces nuestra morada
En un punto llega ser una celda,
Y que nosotros a diferencia de un reo
Nos distingue algo
Y aquello es la libertad.

Hoy más que nunca respetamos la vida.
Que vivir no está en comer y dormir;
Que vivir no es un intercambio de billetes;
Que vivir no es aquel desgraciado papel;
Que nos dice profesión u oficio,
Y esto que digo solo tiene un propósito
Siendo aquello, sobrevivir.

Sin embargo, esto no puede ir más allá
De vivir;
Porque vivir gente, es el contacto con el otro
Con otro paisaje,
Con otro ser.

Sí, es cierto.
El miedo abruma
Y la muerte nos roza.
Que salir es tener medio paso al inframundo
Y el tiempo dejo de existir.
Sí, es cierto.
Que el más humano de los humanos
Puede ser el más animal de las bestias,
Que es muy posible, que hasta el alma más temple
Al egoísmo y a la soberbia se puede conducir,
Que el ser más religioso ha perdido la esperanza
Y el más ateo ha comenzado a creer.
Y es tan cierto, que la muerte
Con tiempo y fe  anda rondando las esquinas,
Tocando las puertas.

Pero viviremos.
Y viviremos por primera vez,
Para ser capaces de vivir.
Que viviremos para besar
Y ser besado por el amado.
Viviremos para sentir de una mano
Y el pasto su tacto.
Viviremos para escuchar un te amo,
O el cantar de un pájaro.
Y viviremos para mirar un nuevo amanecer,
Como también, ser mirados por quienes extrañamos.

Viviremos por primera vez
Con el afán de vivir,
Porque al salir de nuestra guarida,
Sabremos reconocer la vida.
Sentir, estar, permanecer con aquello
Que nos hace sentir en compañía.

¡Gente, viviremos!
Y viviremos para contar a las generaciones siguientes
Como es estar sin vida;
Pues la muerte a pesar de que quita,
También otorga,
Y nos está regalando con su muerte
El mejor aprendizaje que es
Vivir la vida.

Acerca del autor

Jair Guzmán Auza nació el día 17 de Julio del año de 1993. Comenzó su pasión por la poesía a los 10 años.  Ha participado en distintos certámenes de poesía en el estado de Querétaro y concursado en premios de poesía. Se dedicaba de igual forma a recitar poesía en el centro de la ciudad con el afán de que la gente le naciera el gusto por ella. Actualmente estudia la licenciatura en Estudios Literarios en la Universidad Autónoma de Querétaro.