Es increíble cuando encuentras textos, canciones, películas o pinturas que mezclan las temáticas que te gustan o apasionan, en mi caso la música y la literatura. Cuando en mis años de prepa descubrí a los autores Beat quedé fascinado por sus temáticas, por su visión de la vida y por supuesto el como disfrutaban (y a veces combinaban) el jazz y la literatura.

Aprovechando que hoy 12 de marzo es el natalicio del siempre ilustre Jack Kerouac, uno de lo más famosos autores del movimiento Beat, conocido mundialmente por su novela On the Road (escrita entre el 2 y 22 de abril de 1951, obra que muchos tomaron como biblia y pilar para el estilo de vida beat) quisiera recordar que Kerouac no se limitó sólo a escribir prosa, sino que también incursionó en la poesía e incluso la música.

La historia cuenta que en el año de 1957, los primeros performances de la poesía de Kerouac en el Village Vanguard (un reconocido club de jazz en Nueva York) no fueron muy bien recibidos por el público, sin embargo, el autor quedó impresionado por la manera en que sus versos se combinaban con el piano de Steve Allen, por lo que decidió que debía grabarlo.

El resultado fue su disco debut fue Poetry for the Beat Generation, en donde Kerouac intercala la lectura de sus versos con el piando de Allen. Grabado en 1958 por el productor Bob Thiele y lanzado en 1959 por Hanover Signature Record Corp LP, cuenta con 14 temas (aunque la edición de 1990 incluye el bonus track Readings from On the Road & Visions of Cody).

Para 1959 Kerouac continuaría con su segundo álbum titulado Blues and Haikus, en donde encontraríamos versos intercalados con improvisaciones de saxofón. Los músicos que acompañaron a Kerouac fueron Al Cohn y Zoot Sims, nuevamente fue Bob Thiele el encargado de producir el disco y el autor abordaría temáticas como religión, filosofía y obviamente jazz.

Un dato interesante de estos “Haikus americanos” es que Kerouac mencionaba que eran diferentes al haiku tradicional debido a la naturaleza del lenguaje inglés, el cual no le permitía recrear o imitarlos de la misma manera, sino que se debía de adaptar a su idioma, incursionando de esta manera con el tema que abre el disco American Haiku.

El último álbum de Kerouac con esta tendencia de spoken word (en donde el autor iba leyendo sus poemas) fue Readings by Jack Kerouac on the Beat Generation, grabado en 1959 antes de la publicación de su novela Doctor Sax y publicado en 1960 por Verve Records, la reedición de 1990 incluyó el bonus track Is There a Beat Generation?.

A diferencia de sus dos discos anteriores, ahora solo escuchábamos la voz del autor sin ningún instrumento que lo acompañe, algunos biógrafos y estudiosos de su obra consideran a este álbum el “punto máximo de su musicalidad”, llegando incluso a ser nominado en 1999 al Premio Grammy en la categoría de “Mejor paquete de grabación”.

Posteriormente aparecieron múltiples reediciones y compilados de sus álbumes en donde se agregaban uno o dos temas (que eran grabaciones de algunas conferencias o entrevistas que solía dar), sin embargo lo más interesante de su trabajo musical siempre será esta primera trilogía del spoken word y el jazz.

Mexico City Blues