Hace unos días pude compartir con unos amigos una sesión musical en donde recordamos los “clásicos del rock”, esos icónicos temas que no podían faltar en los bares con dicha temática, y que todos hemos escuchado (o hasta cantado) alguna vez en nuestra vida.

Dentro de dichos temas hay uno en especial del que me gustaría hablar pues está inspirado en un cuento, me refiero a Lobo-hombre en París, tema perteneciente al grupo La Unión y que se convertiría en un clásico de la banda que los catapultaría a la fama e inmortalizaría en los corazones de todos los escuchas.

Como ya mencionamos, Lobo-hombre en París es una canción escrita e interpretada por la banda española La Unión, la cual aparece en su disco debut Mil Siluetas (1984). Dicho tema logró vender más de 200,000 sencillos y lograron ser el número 1 en ventas durante 9 semanas consecutivas, así como ganar un disco de oro en España.

Cuenta la leyenda que por el año de 1984 el vocalista Rafa Sánchez se encontró con una copia de Los perros, el deseo y la muerte, libro del escritor francés Boris Vian, el cual recopila sus cuentos escritos entre 1945 y 1952. Rafa quedó maravillado con los relatos, por lo que decidiría escribir una canción con la banda que en ese momento comenzaba a crear y que años después serían conocidos como La Unión.

El autor Boris Vian resulta un personaje interesante, nacido en 1920 en París y muere en 1959, se desarrolló en varios ámbitos como periodista, ingeniero, locutor y músico de jazz (trompetista específicamente), en su faceta de escritor realizó novela, poesía, obras teatrales y traducción. A pesar de su vasta producción, son sus novelas las que se quedan en la memoria de los lectores, algunas de las más destacadas son: Que se mueran los feos, El lobo-hombre, El otoño en Pekin, La hierba roja y El arrancacorazones.

Boris refleja en su obra el escenario de la postguerra, su pensamiento se ve influenciado por los grupos existencialistas contemporáneos, como el de la revista Les Temps Modernes, dirigida por Jean-Paul Sartre, o las caves de jazz, donde tocaba y desde las que escribía sus crónicas para Hot Jazz.

El lobo-hombre no solamente es un cuento, si no que también da nombre a una recopilación (publicada en 1970) de trece cuentos dedicados a lo impredecible donde Boris Vian subvierte las convenciones en la sociedad y en la literatura a través de la comedia, la farsa, la fantasía y el absurdo.

La historia nos presenta a un lobo llamado Denis, el cual está obsesionado con los hombres ya que desea ser uno, por ello en las noches de luna llena se acerca a París para conseguir más piezas para su colección de objetos humanos y espiar a las parejas en sus pasionales citas románticas.

Es en una de esas noches de acecho a las parejas es que, por azares del destino, termina interrumpiendo al mago del Siam, quien al ver frustrados sus planes carnales persigue a Denis y termina mordiéndolo, hecho que al pasar de los días convierte al lobo en humano.

Al tener tanto éxito la canción tuvo otras versiones, siendo las más destacadas las del grupo venezolano de rock alternativo Témpano (1987), la cantante española Ana Belén (1988), o la versión de Parchís (la cuál tuvo gran popularidad en México).

El tema ha sido considerado por la revista Rolling Stone en el número 61 de las 200 mejores canciones del pop-rock español, según un ranking publicado en 2010. Durante su salida el tema fue fuertemente censurado en latinoamerica ya que se creía que la canción hablaba sobre un travesti (Denis una mujer que antes había sido hombre).

Otro de los motivos de su éxito fue el interesante videoclip musical en blanco y negro, inspirado en la película Casablanca.