Siempre es interesante cuando las obras inspiran a nuevas creaciones bastante diferentes entre si, reflejando el pensamiento, interpretación e incluso sentimientos de sus respectivos autores. El día de hoy hablaremos de uno de los más interesantes: el poema/novela/ canción For Whom The Bell Tolls.

La obra literaria más conocida (y que serviría de inspiración para muchas otras) es la novela de Ernest Hemingway For Whom The Bell Tolls, publicada el 21 de febrero de 1940 por la editorial Charles Scribner’s Sons, se encuentra inspirada por la participación del autor en la Guerra Civil Española como corresponsal, en donde pudo ver todas las atrocidades que se viven en dicha situación.

La trama de la novela nos presenta a Robert Jordan, un profesor que lucha como especialista en explosivos del lado republicano durante la guerra civil española (basado en el profesor norteamericano Robert Merriman, que no sobrevivió a la guerra, y a quien Hemingway conociera en Valencia), a quien se le encarga la destrucción de un puente (hecho decisivo para evitar la contraofensiva). Los días anteriores al ataque Jordan descubre el amor y la importancia de la vida, sin embargo, también entiende que probablemente morirá y no podrá ir a Madrid con su amada.

El título de dicha obra (y un poco de su carga filosófica) está inspirada en la Meditación XVII: For Whom The Bell Tolls del poeta metafísico inglés John Donne; dicho poema se incluye en su obra Meditaciones en tiempos de crisis (1624). Tras un ataque de tifus, Donne cayó gravemente enfermo en 1623 (a sus 52 años) y, a raíz del padecimiento que ello le supuso, escribió sus meditaciones.

Ahora, tan importante novela obviamente inspiraría a una gran cantidad de artistas a crear nuevas obras basándose en ella. Una de las más conocidas es la canción For Whom the Bell Tolls de la banda de thrash metal Metallica, la cual es el tercer track de su segundo álbum Ride the Lightning (1984).

La canción es conocida por su icónica introducción de bajo eléctrico realizada por Cliff Burton, quien la escribió antes de unirse a la banda y la cual fue grabada a 3 pistas, 2 de ellas con distorsión que le dan su característico sonido (asemejándose al de una guitarra eléctrica). En sus versiones en vivo suele comenzarse con un solo de bajo en honor a Cliff quien muriera en 1986 a los 24 años debido a un accidente automovilístico.

Otra legendaria agrupación que también se inspiraría en Hemingway serían los Bee Gees, dándole una distinta visión con For Whom the Bell Tolls, segundo sencillo de su álbum Size Isn’t Everything (1993), la cual alcanzó el número 4 en la lista de singles de Reino Unido, siendo su mayor éxito en dicho país durante la decada de 1990 y otorgándoles un sencillo en el top 5 durante cuatro décadas. Esta versión se enfoca más en la relación y los sentimientos que va desarrollando Jordan con María, una joven de la cual se va enamorando.

Otros de los géneros sería el punk rock, una de las versiones más conocidas sería la de la banda de anarcopunk española Los Muertos de Cristo quienes lanzaron el tema Por quién doblan las campanas, incluída en su disco Rapsodia libertaria vol. II (2007).

Finalmente, la agrupación española Los Flechazos lanzarían el tema Tres Días, incluido en su álbum Preparados, listos, ya! (1991), con una versión que se acerca más al soul con influencias de la música beat y enfocándose en el tiempo en que se desarrolla la novela y los pensamientos de Jordan hacia María.

Sin duda una interesante novela que hasta nuestros días se sigue colocando como un clásico de la literatura universal. ¿Que te parecieron las canciones, conocías el poema original? Cierro este número respondiendo a la pregunta del inicio con el verso final del poema de John Donne:

“por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti”.

(Recuerda que ya puedes escuchar la playlist de Letras y sonidos en spotify).