Siempre es un buen momento para la poesía, y el día de hoy A.H. Valencia nos comparte desde Veracruz un poema.

Eres yesca que se enciende cuando se apasiona,
esa ventisca extraña que antecede la fresca lluvia,
bala perdida que dirige su destino,
forjas en brasas ardientes el hierro de tu espada.

Se desliza sangre entre tus dedos de roca,
azotas tus aguas por si un extraño osara insultarte,
tranquila calma cuando el alma con la punta de sus dedos acaricia tu mejilla.
¡Las dulces mieles del cariño!

¡Salvaje bestia!
Pareciera indomable.
Que cuando el viento dice “no”,
como pequeño plantas el pie y dices: “¡sí!”

Acerca de la autora

A. H. Valencia reside en Tres Valles, Veracruz, escribe con ganas de que las personas se identifiquen con sus escritos.