Pocas bandas han influido tanto en la cultura popular como The Cure, una de las agrupaciones más representativas del gothic rock/post rock quienes combinan distintos elementos y a lo largo de más de 40 años de trayectoria musical mezclan (e inspiran) distintas artes.

Hoy hablaremos de uno de los casos más interesantes: el de una canción que, pese a su influencia literaria, sigue generando controversia.

Killing an arab es el primer sencillo de The Cure (su versión de 7” cuenta con dos temas, siendo 10:15 saturday night el lado B), fue grabado al mismo tiempo que su álbum debut Three Imaginary Boys en el año de 1979, sin embargo, no fue incluido en aquella producción y sería incorporado hasta la reedición americana de 1980 titulada Boys don´t cry.

La canción está inspirada en la novela L’Etranger (traducida como El Extranjero) de Albert Camus, su primera novela publicada en 1942, la cual suele ser asociada con la filosofía de lo absurdo y el existencialismo.

La novela se divide en dos partes: en la primera conocemos la vida de Meursault, un joven oficinista argelino que un día recibe la noticia del fallecimiento de su madre, suceso que no despierta emoción alguna en él. Sin embargo, decide ir a la playa en donde se desatarán una serie de acontecimientos que terminarán con Meursault asesinando a un árabe.

La segunda parte transcurre entre el calabozo y la audiencia donde se juzga su asesinato. Tanto el abogado como el juez no entienden su actitud desinteresada, pues Meursault no muestra la más mínima señal de arrepentimiento. El jurado lo declara culpable y es condenado a muerte. En la celda, más que sentirse arrepentido, está aburrido por todo lo que le ha pasado, aguardando pasivamente a que se cumpla la sentencia.

La canción se centra en el episodio en que Meursault, parado en una playa de Argel, con un arma en la mano, decide terminar con la vida de un árabe, de cinco disparos o «breves golpes que daba en la puerta de la desgracia», para posteriormente meditar sobre el vacío en su vida.

Standing on a beach
With a gun in my hand
Staring at the sea
Staring at the sand

Staring down the barrel
At the arab on the ground
See his open mouth
But hear no sound

I’m alive
I’m dead
I’m the stranger
Killing an arab

I can turn and walk away
Or I can fire the gun
Staring at the sky
Staring at the sun
Whichever I choose
It amounts to the same

Absolutely nothing

La polémica surge algunos meses después, cuando varios grupos acusarían a la banda argumentando que el tema incita al racismo y la violencia contra los grupos árabes. Ante tales reacciones la agrupación pidió que la canción se dejara de transmitir en la radio, desgraciadamente la polémica no terminaría ahí.

En el año de 1986 se lanzaría en Estados Unidos Staring at the Sea, un álbum que recopilaba los sencillos más famosos de The Cure, sin embargo, se tuvo que colocar una etiqueta en la cubierta del disco en la que se advertía a los oyentes sobre el mal uso antisemita de la canción y ponía en claro la posición de la banda en contra de toda postura antirracial.

Etiqueta incluida en la portada de Staring at sea

En las posteriores versiones en vivo, Robert Smith cambiaba algunos versos de las estrofas y del coro para contentar a todos los públicos y evitarse más problemas. La canción en ciertas ocasiones adquiere el nombre de Kissing an Arab o Killing another.

En varias ocasiones Robert Smith ha declarado el disgusto que la polémica le genera:

“Si pudiera cambiar algo sería el título, la escribí cuando todavía estaba en la escuela y no tenía idea de que alguien más, aparte de mis amigos de la escuela, la escucharía… Unos de los temas de la canción es que la existencia de todo mundo siempre es igual. Todos vivimos, todos morimos, nuestras existencias son lo mismo. Está muy lejos de ser una canción racista, parece que nadie puede ir más allá del título y eso es increíblemente frustrante”.

En el año 2001 se desarrollaría la guerra contra Afganistán y coincidiría con en lanzamiento de  Greatest Hits, disco que recopilaba los más famosos temas de la banda, por lo que muchos esperaban que se incluyera killing an arab (considerada uno de sus grandes éxitos), sin embargo, la banda lo considera un sencillo famoso por las razones equivocadas, por lo que dicho tema no fue incluido en la recopilación.

¿Qué opinas? ¿Has leído El Extranjero o escuchado a la banda? Deja tu opinión aquí abajo. Recuerda que ya puedes escuchar la playlist de Letras y sonidos en Spotify.