En el oscuro bosque emití voces de lejanas sombras: cerré los ojos como despertando al cansancio, evoqué tiernos abismos que llevaban a los más tristes y glaucos ríos en los que el poema languidece: (aguas tan mojadas que ya no... Seguir leyendo →